Posts Tagged ‘cubismo’

C U B I S M O Fernand Leger

octubre 4, 2008
representó un papel importante en la evolución y difusión del cubismo

• Fernand Leger representó un papel importante en la evolución y difusión del cubismo

Jules Fernand Henri Léger nace en Argentan (Normandía) en 1881. Hijo de un tratante de ganado, ni los frecuentes viajes ni el éxito impedirán que durante toda su vida conserve un cierto aire de campesino normando sencillo y vital, una afabilidad que le valdría el calificativo de “Hércules alegre”. Sus tempranas dotes para la pintura harán que su familia le envíe al estudio de un arquitecto en Caen, donde ingresa en calidad de aprendiz con catorce años. Esta formación le permitirá ganarse la vida en París, ciudad a la que llega en 1900. Tres años más tarde, después de fracasar en su intento de acceder ala Escuela de Bellas Artes, es admitido en la de Artes decorativas, estudios que simultaneará con la asistencia a la famosa Academie Julián.

Este artista y Pintor francés. A pesar de sus inicios impresionistas, emprendió pronto una obra personalísima, el punto de partida del cubista francés se sitúa en 1907 cuando visita la exposición retrospectiva dedicada a Cézanne en París y queda muy impresionado. A raíz de este episodio, dos años después, alquila un estudio en Montparnasse y entra en contacto con artistas como Delaunay o Chagall.

Y en ese punto su principal preocupación fue la búsqueda de un nuevo ritmo mediante la oposición de las formas y el contraste de los tonos (Desnudos en el bosque, 1909-1910; La mujer de azul, 1912). A partir de 1913, se volcó de lleno en la abstracción, desarrolló una concepción dinámica de la pintura basada en la intensidad de contrastes y de colores.

Después de la guerra, adoptó el figurativismo, sin modificar por ello su estilo, y relacionó en sus cuadros imágenes muy esquemáticas, de la vida real o sonada.

También se dedicó a plasmar escenas de interiores con figuras, vistas urbanas y naturalezas muertas (El gran almuerzo, 1921).

En 1924 fundó un taller libre junto con Ozenfant y encaminó su actividad hacia nuevos horizontes: decorados para teatro y cine (El ballet mecánico, 1924), murales (para la exposición internacional de Bruselas de 1935), mosaicos (iglesia de Assy, 1946), vidrieras (universidad de Caracas, 1954), cerámica y esculturas policromas. Poco a poco, su pintura fue evolucionando hacia un realismo más acentuado (La Gioconda de las llaves, 1930), que, en ocasiones, estaba caracterizado por el tratamiento de la figura humana en grupo y el dibujo preciso y bien delimitado.

Su exilio en EE UU (1940-1950) reafirmó su interés por la vida moderna y por el estudio del movimiento de las figuras en el espacio, que cada día puso más de manifiesto en sus obras. Las composiciones figurativas que siguieron presentan disociaciones entre la línea y el color y desarrollan temas de la vida popular (ocio y trabajo): series de los Ciclistas, de los Constructores y de las Giras campestres. En 1954 concluyó La gran parada, síntesis de su arte.

Fernand Leger >> Le Cycliste 1948

Fernand Leger >> Le Cycliste 1948

Fernand Leger >>  La Chaise 1952
Anuncios